Casa del Axolote

¿Qué es el museo-acuario Casa del Axolote?

En el 2014, Casa del Axolote abre sus puertas a todo México. Nuestra Sala de exhibición Museo-acuario Casa del Axolote es uno de los más grandes atractivos turísticos de Chignahuapan, pueblo mágico de la sierra norte de puebla, característico por su cultura en torno a este ser vivo. Este acuario, el único especializado en el axolote del país, cuenta con más de 25 axolotes de tres especies distintas y más de cinco tipos de coloración. Es además un importante espacio de educación ambiental especializado en la juventud y la infancia. Recibimos turismo y grupos escolares de todo el país. Formamos parte de un movimiento de renovación cultural de los signos de identidad mexicanos, pero también somos fervorosos creyentes en que una de las más grandes riquezas de nuestro país es la biología endémica, exclusiva, de México.

¿Qué es la UMA Casa del Axolote?

Casa del Axolote es una UMA (Unidad de manejo ambiental) registrada ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Recibimos y damos constante capacitación para manejo y reproducción del Axolote en cuatro distintas variedades (A. Dumerili, A. Mexicanum, A. Velasci y A. andersoni). Queremos extendes nuestras capacidades para la trata y recuperación de otras especies en la Sierra Norte de Puebla, frontera natural al norte del centro del país. ¡Queremos conectar con toda la gente interesada en biotecnología, biología de conservación y sistemas artificiales de soporte de vida! A su vez, queremos vincular fuertemente con todas las operadoras de servicios ecoturísticos. Creemos que apoyar la industria del ecoturismo responsable es una de las formas de evitar la degradación del ecosistema.

¿Qué es el axolote?

El axolote es nuestro emblema, como ha dicho José Emilio Pacheco. Es el anfibio mexicano por excelencia que está peligrando en todo México, cuyo valor tradicional en la cultura azteca lo convirtió en “manjar de nobles”. Xólotl, el gemelo de Quetzalcoatl, se representa en la tierra como xoloescuintle; en el agua como axolote. A decir de Roger Bartra, el axolote representa muchos signos del mexicano. Es el campeón de la regeneración en el reino animal, por lo que es investigado por muchas agencias civiles y militares de distintas potencias extranjeras. La importancia de este animal no es sólo biológica y científica, sino también cultural. Uno de los más populares escritores latinoamericanos, Julio Cortázar, dedicó uno de sus magníficos cuentos fantásticos a la figura del axolote. Escritores de la talla de Octavio Paz, Primo Levi, Salvador Elizondo, Giorgio Agamben y Sthepen Jay Gould, han tratado sobre la enigmática figura del axolote, que encantó a científicos y artistas desde que fue conocido a occidente vía Francia y su más alto naturalista napoleónico, Cuvier. José María Velasco es el primer artista que renueva el pacto del mexicano con el axolote a través de sus primeros estudios pictóricos. Como tema artístico su presencia en las artes plásticas mexicanas es indudable. Parte del trabajo de Casa del Axolote es promover artistas y movimientos culturales en torno a la figura carismática del axolote, y otras especies endémicas.

¿Quiénes somos?

Somos familia y amigos dedicados a la conservación de especies y ecosistemas de la sierra norte de Puebla, enfocados sobre el caso crítico del axolote. No sólo trabajamos diariamente en el museo-acuario; en el rancho Casa del Axolote nos dedicamos a la conservación de esta especie como Unidad de Manejo Ambiental registrados ante la SEMARNAT. Estamos conformados por un grupo muy importante de profesionistas, activistas, biólogos asesores en el ramo de la herpetología y la limnología, oceanólogos, micólogos y técnicos en las ramas forestales y acuícolas. Nuestro afán es ser una nueva cara del ambientalismo mexicano. Fomentar el desarrollo económico de las comunidades del municipio al tiempo que vamos conectado nacional e internacionalmente con otras organizaciones, esfuerzos y colectivos que busquen recuperar el sentido significativo de nuestra relación simbiótica con la naturaleza. De ahí la razón de nuestro constante esfuerzo en el sentido de la reivindicación cultural de esta imagen importante ante el mundo y ante México. Nuestro sentido es además prfundizar la relación con los jóvenes mexicanos. Las nuevas generaciones piden espacios para el activismo ambiental que sean serios y que busquen además conectar realmente con los intereses de la sociedad proponiéndoles modelos de desarrollo social que se basen en invertir en nuestra relación con el medio ambiente y los ricos ecosistemas.

Chignahuapan, por el sueño de una capital mundial del axolote

Enclavado en el centro de la sierra mágica de Puebla, se encuentra un pueblo mágico de los más reconocidos y visitados del país. Chignahuapan es un pueblo muy famoso por sus artesanías navideñas y su grandes atractivos naturales y culturales, entre ellos el axolote. Resulta muy interesante recalcar que en ningún otro municipio de México se tiene tan importantemente realzado al axolote como símbolo de la localidad. Existen axolotes en el asfalto de una de las vías principales del festival anual de los muertos, que también es de mucha belleza y cuyo reconocimiento nacional e internacional aumenta año con año. A los axolotes los podemos ver en las azas de los jarrones del jardín del centro del pueblo. Además, en el mural a la entrada del palacio municipal en donde se retrata la imagen de axolotes en una de sus representaciones sagradas para los de acá, la laguna de Chignahuapan. Es parte del lenguaje cotidiano, y es quizás el único pueblo que tiene como mascota a un animal tan interesante.